viernes, 9 de octubre de 2015

Algunos consejos para afrontar una entrevista de trabajo.


Supongo que ya lo has oído alguna vez, solo tienes una oportunidad para causar una buena impresión, por eso es muy importante aprovecharla y cuidar los detalles que están a nuestro alcance para poder afrontar una entrevista de trabajo, reduciendo al máximo posible los nervios que con ella vienen asociados.

Hay todo tipo de información y consejos en la red sobre como superar una entrevista. A mí me gustaría darle un enfoque diferente y explicarte que es lo que hay al otro lado y que experimentes como puede percibirlo el entrevistador.

¿Te has planteado alguna vez una entrevista de trabajo como una primera cita?. Te invito a que hagas esta reflexión conmigo y que sigas los pasos:

  • Búsqueda de información. Si unos amigos intentan concertarte una cita con alguien, ¿no les preguntarías algo? ¿quién es? ¿qué cosas le gustan? ¿a qué se dedica?...Pues con las empresas te pasa lo mismo, normalmente en su página web y perfiles sociales puedes obtener mucha información. Puede incluso que hasta conozcas a alguien que conoce a alguien que trabaja allí y pueda darte información desde dentro. Así sabrás que cosas comunes tienes con la empresa y a su vez al entrevistador le quedará claro que muestras interés.

  • Vestuario. Dependiendo del tipo de empresa y el puesto al que te presentas podrás buscar el atuendo más correcto, pero ojo, no vayas disfrazado. ¿Si tu "cita" te invita a una fiesta estilo años 20 y quieres causarle buena impresión, irías vestido de heavy?. Pues esto es lo mismo, lleva ropa con la que te encuentres a gusto y que consideres que no va a desentonar con la empresa. Así evitarás sentirte incómodo o fuera de lugar y te permitirá controlar los nervios.

  • Higiene. Una parte que damos por supuesto, acudir correctamente aseado. Pero esto no significa necesariamente haberse bañado en colonia. ¿Sabías que el olfato es el sentido que más recuerdos nos evoca?. Pues así es, es el sentido con más memoria, con lo que ahora decide como quieres que te recuerden, ¿quieres ser el candidato que olía mucho a colonia, tabaco, fritanga...? ¿No te ha pasado alguna vez que un olor te transporta a un momento determinado o te recuerda a alguien?. Tenlo en cuenta cuando quieras dejar un buen recuerdo a alguien.

  • Puntualidad. Ni tarde ni excesivamente temprano, llega con aproximadamente 10 minutos de antelación.¿Qué sientes tu cuando alguien te  hace esperar? Lo normal es que no nos guste que nos dejen colgados, nos lo solemos tomar como una falta de respeto. Pues si a ti no te gusta esperar al entrevistador tampoco. Si quieres evitar llegar tarde y si no conoces la zona donde vas a ir, el día antes pásate por allí, calcula el tiempo que te llevará llegar con tráfico y también el tiempo para aparcar. Esto te ayudará a no ponerte más nervioso por llegar tarde, corriendo, sudando e inventándote una excusa sobre la marcha para disculpar tu falta de puntualidad.

  • Presentación. Un buen apretón de manos dice mucho de ti, digamos que aquí ya empezamos a observar el lenguaje no verbal. Un saludo firme, una sonrisa cordial y mantener la mirada de tu interlocutor puede llegar a abrirte muchas puertas. ¿Que piensas de alguien al que te presentan por primera vez y no te mira y su mano es esquiva? ¿Te inspira confianza?. Acuérdate de esto la próxima vez que vayas a saludar a un entrevistador.

  • Escuchar. Ahora ya estás allí, no hay vuelta atrás y pese a los nervios que en ese momento te invaden, debes concentrarte y saber escuchar que te están preguntando y contestar en consecuencia. Aquí no valen las interpretaciones subjetivas del tipo voy a contestar lo que creo que quieren oir, salvo que tengas alguna clase de superpoder, no estás dentro de la cabeza de tu interlocutor, así que mejor limítate a escuchar atentamente, seguir la conversación y contestar a lo que te preguntan. Seguro que alguna vez te ha pasado ese momento de "¿dónde vas? manzanas traigo" y entonces piensas, no me escuchan, no me hacen caso, no se enteran ¿verdad?.

  • Honestidad. Para esto casi mejor recurriré al refranero popular, "se pilla antes a un mentiroso que a un cojo". No mientas, no te llevará a nada, a no ser que seas un profesional de la farsa, en algún momento te traicionarán los nervios y no sabrás salir y habrás exagerado tu experiencia, conocimientos o directamente te habrás inventado algo ¿y que pasará entonces si un experto en esa materia que dices que sabes te pregunta algo?. Que volverán a tomar nota de tu lenguaje corporal, risa nerviosa, parpadeos, picores, no saber que hace con las manos, sudoración...No vale la pena, recuerda que pensaste la última vez que te dio la impresión de que un desconocido exageraba algo, ¿tal vez que era un poco fantasma?.

  • Tu trayectoria. Tu curriculum es tu vida y debes poder contarla de memoria y no dudar, saber qué hiciste, cuándo y por qué es fundamental para poder estructurar de forma organizada toda tu trayectoria. O lo que es lo mismo, siguiendo con nuestra reflexión, ¿qué pensarías de tu "cita" si cuando le preguntas algo de su vida, duda, titubea, cambia las fechas?.

En resumen, tampoco es que exista una guía exacta de como afrontar las entrevistas, simplemente se tu mismo, cuida el lenguaje que utilizas y haz destacar aquellas cualidades que te caracterizan. Intenta tener controlados todos aquellos aspectos que están bajo tu control porque lo demás dependerá de la empresa, solo ellos saben exactamente lo que buscan y para que.



¿Lo ves? Cada empresa tiene sus métodos de selección y saben lo que quieren, así que no te agobies ni te castigues, digamos que no todas las "citas" te saldrán bien en tu vida ni todas las empresas son lo que buscas.

Si te ha resultado útil esta reflexión, tal vez te guste lo siguiente:

Hitch

Convencer en 90 segundas

PD. Muchas gracias al equipo de Orientación.Siete por dejarme compartir mis experiencias en su blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada